En este tour de medio día, nos dirigimos hacia algunos sectores acuáticos de la Reserva Nacional de los Flamencos, primero a la Laguna Cejar.  Aquí el agua turquesa tiene tan alto contenido en sales que permite flotar sin ningún esfuerzo, como en el Mar Muerto.  A ciertas horas aquí se encuentran ejemplares del flamenco chileno.

A continuación procedemos un poco más al sur a los curiosos Ojos de Salar: dos pequeñas lagunas de agua dulce de gran profundidad, donde también se puede dar un baño refrescante.

El siguiente destino de esta excursión es la bella y extraordinaria Laguna de Tebenquiche.  En su gran parte es una laguna seca con una gran extensión de blancas y sorprendentes formaciones de sal.  Aquí disfrutamos el paisaje con un aperitivo frente a la puesta de sol.